promesas sonoras

Cavando una mañana, emergió de la tierra una raíz que no habíamos visto nunca. Para ser sinceras, lo único subterráneo que conocíamos entonces era lo común: cebollas, ajos, zanahorias, patatas, rábanos, remolachas, nabos…

-“Es topinambur (*)”, nos orientó M. cuando le consultamos si debíamos desestimarla.

Topinambur. Topinambur. Topinambur…¡qué maravilla de sonoridad! La palabra trasladaba de inmediato a un lejano mundo mítico, de caravanas repletas de especias, telas preciosas y perfumes, de epopeyas faraónicas, de sabiduría almacenada en espléndidos edificios de mármol y frescos en las paredes…

Ahí estábamos, volando con la palabra y sus épicas evocaciones, cuando escuchamos el resto de la frase: “es la planta de los pedos”. Y se pinchó el globo, fiuuuuuuuuuuuu…

-‘¿la planta de los pedos?’ –el chasco dejó paso a la carcajada…

-‘sí, provoca gases al comerla, dicen, no sé yo…pero se le atribuyen grandes propiedades: para empezar, es la patata de los diabéticos. Su inulina no dispara los niveles de insulina. Dicen que es buena asimismo para el sistema cardiovascular, el colesterol, para disminuir los triglicéridos, controlar la hipertensión. Rica también en calcio, potasio, vitaminas grupo B, vitamina C. Y su harina no tiene gluten, así que es buena también para los celíacos…un pozo de sorpresas y ganancias esta planta de los pedos.

Y su sabor…mmm, una patata refinadísima’.

Así que, sin pensarlo más, nos dijimos: ‘¡mañana, tortilla de topinambur!’.

Ignoramos si los muchos beneficios que prometía se cumplieron; sí resultó ser en efecto muy muy sabrosa, con suave regusto a alcachofa o espárrago. Pero desde luego ese día y la noche que le siguió fueron de un sospechoso y contínuo desaparecer por instantes para dirimir en la intimidad con una banda sonora topinambureña en todo su apogeo.

(*): Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie, si bien se cultiva para consumo humano, ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio. —- fuente: wikipedia, Real Decreto 1628/2011 de 14 de noviembre, Centro de Desarrollo Tecnológico Agroindustrial CDTA

c&c topinambur

Anuncios

2 pensamientos en “promesas sonoras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s