colesicabras…’in the city’

Aquí estamos, en nuestra ciudad natal: Barcelona. Por motivos familiares, aparcamos temporalmente nuestro viaje hará cosa de un mes; y nos reencontramos con familia, con amigos y con la city.

Uno de esos días, entrábamos a la ciudad por la ronda, flanqueadas por coches circulando al paso, como en las procesiones. A marcha lenta, para ir viendo poco a poco, asimilando dónde nos adentrábamos: túneles, horarios marcados por la jornada empresarial, vallas publicitarias, rascacielos, asfalto… Mis ojos no conseguían ver más allá.

De pronto, sentada en el coche con la mirada baja, se instala en el asiento de los pasajeros, Añoranza. Nos habla del sol, del viento, del horario de la naturaleza, de los abundantes tréboles que allá dónde íbamos debíamos arrancar al competir con las cosechas, de las coles,  de las cabras, perros, gatos, gallinas, que formaban parte de las familias.

Añoranza nos insiste en que vayamos a visitar Can Masdeu, en Barcelona, muy cerca de casa. Le hacemos caso y tras casi una hora para circunvalar la city llegamos al punto de destino. Aparcamos el coche tras el hospital y encaramos a pie el camino que nos llevará a Can Masdeu.

Antes, cruzamos la cadena que protege el espacio natural de todo tráfico rodado. Para nosotras ha sido atravesar una frontera emocional y sensorial. Añoranza nos deja, y es ahora Curiosidad la que nos acompaña; nuestros pies han dejado el asfalto y se van desplazando por tierra, los oídos abandonan el runrún de la ronda y los invade la sonoridad de la montaña, el frescor de la tarde da la bienvenida a nuestra cara y brazos al descubierto.

Y llegamos. Y nos reciben. Hoy precisamente es el día que acogen voluntarios que desean colaborar en el huerto. Disponen de una lista de las tareas a realizar esa tarde y que irán repartiendo entre la más de media docena de voluntarios que han acudido ese día.

“- ¿Qué podemos hacer?

– Os propongo que trabajéis la coles”

¡Venga ya! ¡Añoranza y Curiosidad nos han llevado hasta las coles precisamente!

Pues sí. Pasamos una preciosa tarde entre coles: aireando unas,  aporcando otras,  eliminando con las manos al insecto que las debilita, despegando caracoles para dárselos a las gallinas…

A no más de 10 minutos de casa ¡vaya regalo! El próximo jueves, ¡volvemos!

IMG_8066 peq

huerto urbano can masdeu, barcelona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s