bravas


¡¡¡nuestras experiencias más bravas!!!

Masia Faidella: una experiencia tàctil

Amasando la masa para hacer pan, tras dos horas de fermentación al sol de primavera, con la nieve todavía en el paisaje: “…con mucha delicadeza, como si fuera un bebé…”.

Era algo vivo, realmente: desprendía su propio calor, el aire de sus orificios la dotaba de una blandura ya olvidada -de cuando aún disfrutábamos de abuelas de carnes y besos blandos-, una justa humedad disculpaba los gestos aún toscos de las manos.

Y el aroma, crudo todavía, pero prometiendo ser el perfecto aliado de un sabroso comer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s