una cabra huele…¡a queso de cabra!

¡Es cierto! Cuando has vivido durante toda tu vida en la ciudad, con escasas escapadas “al campo”, el olfato es un órgano casi molesto. La anestesia olfativa que sólo traspasan los perfumes y cremas de marca -diría que diseñados especialmente para ello-, y algunos suculentos platos gastronómicos, sufre un colapso cuando es expuesta a los […]

Tu voto: